Un circuito de Kart, el lugar para el evento corporativo perfecto

on

José es jefe de recursos humanos en una cerrajería. Tiene 10 trabajadores y está planeando un evento corporativo en la semana aniversaria de la compañia.

Los cerrajeros le han dicho que sería buena idea una noche en el bar, las secretarias prefieren un almuerzo, y los mecánicos quieren organizar un asado. ¿Que hacer?

 

Si te ha pasado lo mismo que a Juan, quizás es hora de olvidar lo tradicional y elegir una actividad que realmente incentivará el trabajo en equipo mientras se resuelvan viejas rencillas de oficina cuando la emoción y la adrenalina empiecen a fluir.

 

Un día en una pista de Karts es ese evento del cual se hablará durante semanas a la hora del café en su oficina. A continuación tiene algunas razones para considerarlo seriamente:

 

Una competencia amistosa para todos (incluyendo el jefe)

¿En qué otro lugar puede un empleado batirse en duelo con su jefe? En el karting corporativo no hay jerarquías, pues se quedaron en la oficina. Sólo existen las reglas de la pista, el más rápido será el ganador, independientemente de su posición, título o su sueldo.

 

Diversión rápida y furiosa

El karting corporativo es una experiencia segura y entretenida para todos los involucrados. Hay karts veloces capaces de 75 km/h para los buscadores de emoción, así como vehículos para principiantes.

 

La pista es sólo suya

En la mayoría de las pistas es posible ubicar hasta 12 corredores, que tendrán la pista para ellos solos durante el tiempo que dure el evento.

 

Con lluvia o con sol, el kart es diversión

La pista permanece abierta en todas las condiciones, por lo que su evento no deberá cancelarse debido a un poco de lluvia. Puedes correr sin importar el tiempo: llueva o haga sol. Las pistas suelen tener impermeables disponibles, o puede traer el suyo.

 

No necesita saber conducir ni tener carnet

Algunos usuarios suelen preguntarse si requieren un carnet de conducir para poder manejar un kart. No, mientras usted se mantenga en los límites del circuito, no se requiere ningún documento especial.

 

Aunque saber manejar le permite sacar el máximo de la experiencia, la conducción de los karts es bastante más sencilla y cualquiera puede comprender bien sus principios con unos pocos minutos de instrucción.

 

Incluso si lo suyo no es manejar, el kart es divertido

Una tarde de kart con sus compañeros de trabajo no es más que una buena excusa para reunirse, beber algo y pasarla bien. Puede organizar una barbacoa, un picnic u otra actividad recreativa en el marco que le brinda el circuito.

 

Consolide al equipo y aprende de tus compañeros.

Hay un viejo refrán en las pistas de karts, “familias que corren juntas, permanecen juntas”. Nada reúne a la gente como un par de vueltas rápidas. Los rencores, los desacuerdos, las disputas de oficina quedan todas pulverizadas una vez que todos se ponen al volante.

 

Si es observador, podrá percatarse como los estilos de manejo y las personalidades tienden a correlacionarse entre sí, y quizás pueda aprender un par de cosas sobre esas personas que comparten muchas horas con usted.

 

En fin, es un evento del que se hablará durante meses o incluso años. Habrá ganadores, y serán cada uno de los miembros de su equipo de trabajo.